Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Emprendedor’

3 baúles con consejos para emprender

jueves, 25 de junio de 2015 Sin comentarios

Por Mario Dehter

3baulesLos consejos y las ideas de negocios para emprender una empresa se pueden ordenar en 3 baúles: información, planificación y actuación.

El flujo de actividades que van desde concebir una idea para emprender un negocio hasta ganar dinero requiere que estos tres baúles estén siempre abiertos y se puedan intercambiar sus contenidos dependiendo de la evolución del emprendedor, el estado su emprendimiento y de la situación de su entorno.

La mayoría de los contenidos de cada uno de estos baúles es “capital” en forma de “datos”. Información sobre las tecnologías, regulaciones fiscales y normas legales, datos financieros, información sobre el comportamiento de los clientes y de los competidores, información sobre las tendencias del consumo, datos de los proveedores y sobre otra infinidad de cosas que parecen no tener valor hasta que se las necesita conocer o utilizar.

Recopilar, almacenar y procesar los datos que integran el corazón del capital de cualquier negocio comienza en el momento “0” (cero), pero son actividades constantes durante toda la vida de la empresa (cualquiera sea su actividad y tamaño).

Para las grandes corporaciones esto no supone ningún problema. ¿Cuánto hay que asignar a la tecnología que permita el uso intensivo de la información que está en cada baúl? ¿U$S 100.000?, ¿26.000.000€?, ¿más?. No hay problema…

Pero nosotros, los emprendedores “artesanos” (ya nos ocuparemos de este tema en el libro en preparación) esos problemas suponen un gran riesgo de perdernos adentro de los baúles sin encontrar nada de valor; más grave aun: podemos perder los baúles.

El problema no es tanto el almacenamiento de los datos, como aprender a distinguir entre el músculo y la grasa del negocio; es decir, entre los datos relevantes y los superfluos (los que permiten progresar y los que no sirven para nada) y, fundamentalmente: desarrollar un sistema confiable para procesar esos datos y convertirlos en decisiones estratégicas para producir, vender y ganar dinero. Para eso, la mayoría de nosotros no disponemos de los recursos para crear un sistema para la gestión del conocimiento y mantenerlo debidamente actualizado.

La mayoría de los empresarios (incluso los que como yo, ya tenemos muchos años de experiencia) no sabemos qué hacer con los datos en nuestros baúles. En otras palabras, recoger y almacenar una gran cantidad de datos no necesariamente cubre toda la información que necesitamos.

Supongamos que tú tienes una tienda que vende bicicletas. En el “baúl de la información” tienes un registro de las cantidades vendidas de cada uno de los artículos de tu tienda durante en cada período de tiempo; cuando pasas ese dato al “baúl de la planificación”, ya no interesa el dato “cantidad vendida” de cada artículo por separado, sino cuánto se ha vendido de cada artículo con relación a todos los demás artículos para tomar la decisión sobre cuándo, cuánto y a quién decidirás reponer cada uno de los artículos que componen el stock de tu tienda.

Hay que tener presente que que lo que constituye “información caliente” dentro de uno de los baúles, se puede convertir fácilmente en un dato superfluo en otro.

Esa decisión ya es una información que está el “baúl de la acción” e implica la aplicación de estrategias, cuando menos, para negociar las compras y la predicción del flujo financiero del negocio.

Como regla general, debes considerar que los datos, que están a dentro de cada baúl, sólo sirven para generar la información para ayudar a tomar decisiones y resolver problemas.

Ahora comprendes que para gestionar la información se requiere un sistema complejo (un coche), pero debes evitar que se transforme en un problema complicado (el tráfico). Te sugiero ver: “Sistemas Complejos o Complicados”, porque si asumes que es “complejo”, en lugar de “complicado”, verás que hay muchas variables que dependen de tu aprendizaje sobre cómo gestionar los datos que entran para transformarlos en beneficios (más productividad y mejores satisfacciones).

Si no eres el Banco Santander, ni Google, estás en problemas. Tus baúles pueden contener un montón de cosas inútiles. O aun teniendo datos valiosos, quizás no sepas que hacer con ellos.

Comienza por diferenciar (al viejo estilo, con una hoja de papel dividida en dos columnas): cuáles son la información que realmente necesitas recopilar y almacenar en tus baúles (información, planificación y actuación), y traza en cada caso los procedimientos para irlos utilizando cuando tengas que tomar una u otra decisión; así tendrás en la columna “1” la lista de datos críticos y en la columna “2” los pasos de tu sistema de gestión del conocimiento.

De esta nota nos quedamos con tres ideas claves:

  1. “Hay que convertir a los limones en limonada” (sabiduría popular).
  2. Tenemos que pensar en estrategias para aprovechar los datos que contribuyen al músculo de nuestro negocio que nos facilita ser ágiles y no acumular grasa que nos resta competitividad.
  3. Si somos “emprendedores artesanos” sin los recursos como tienen empresas como Google o el Banco Santander, hay claves estratégicas que ellas utilizan que se pueden adaptar y adoptar (próximamente aquí).

Publicado en Mario Dehter, CEO Blog. Post original aquí.

Share

El camino lógico de un lienzo de modelo de negocio

jueves, 7 de mayo de 2015 Sin comentarios

por José Antonio de Miguel

Hoy quiero compartir con vosotros lo que es para mí el camino lógico de evolución de un lienzo de modelo de negocio que empieza como algo muy sencillo – casi como un checklist – y que va evolucionando hacia algo mucho más complejo a través de los procesos de análisis e interacción con los clientes.

Publicado en Yo Emprendo. Post original aquí.

Entradas relacionadas:

El método Canvas de Alexander Osterwalder

Del plan de negocios al plan lean / ágil

Aprende a diseñar Modelos de Negocio con Lean Canvas

Modelo de negocios Canvas (Business Model Canvas)

9 pasos para que tu negocio sea un éxito con el modelo Canvas

 

Share

Generación de Modelos de Negocio – Método Canvas (Alexander Osterwalder e Yves Pigneur)

viernes, 19 de septiembre de 2014 Sin comentarios

Plan de Negocios: Evaluación de proyecto de inversión para Microemprendimientos

domingo, 1 de diciembre de 2013 Sin comentarios

Por María Celeste Galvarini

Los Microemprendimientos que comienzan de forma sostenible y con un consumo responsable, son el comienzo del cambio. Pasar de la intención a la acción.

Los recursos cotidianos son la materia prima. Convertirlos de basura a más vida.

Estos son motores de la economía para muchas personas creativas. Para un óptimo desempeño, se precisa asesoramiento profesional con capacitación en gestión de negocios. Estimulan la competencia, producen grandes cambios en los mercados y política de precios.

Un Microemprendimiento implica la previa detección de un nicho digno de ser explotado; y responde a una innovación.

La PyME evoluciona muchas veces sin saber cómo lo hizo, ayudada por factores circunstanciales. Nace y evoluciona, cuya eficiencia se va logrando, por prueba y error. En algún momento entra en crisis y debe reorganizarse (o muere). El Microemprendimiento por el contrario, es planificado a priori, desde una base cero. Son la respuesta moderna a las nuevas formas, requerimientos, gusto y dimensiones de los mercados como entes sumamente flexibles, puntuales, precisos, capaces de sortear los escollos que plantea la complejidad de la actividad económica.

La diferencia entre Evaluación de un Proyecto de Inversión y elaborar el Plan de Negocios es básicamente el contenido de la información.

El Proyecto describe un conjunto de actividades que se tienen que realizar para lograr un objetivo particular, con un costo y tiempo determinado.

Un plan de negocios es un documento de análisis para la toma de decisiones sobre cómo llevar a la práctica una idea. Es un plan operativo más detallado usado para la gestión del negocio en función del estilo del gestor.

La evaluación del proyecto de inversión sirve para tener un plan de negocios. Es una perspectiva sobre «dónde colocar el dinero», un plan de negocios es cómo hacer para que ese dinero «rinda» y sea rentable. O sea que el proyecto de inversión es primero y de ahí sale el plan de negocios.

En estos tiempos es una necesidad imperiosa que nos comprometamos a nivel personal y como sociedad al cuidado de nuestro planeta.

La promoción desde todos los ámbitos, desde el más alto nivel: Gobierno, hasta los niveles básicos de la sociedad: escuela y familia, contribuyen a este cambio.

Es necesario tener en cuenta estos aspectos en nuestro Plan de Negocios.

Un brainstorming efectivo y la voluntad de aceptar el mensaje logra materializar un Microemprendimiento.

La claridad y simplicidad en las palabras. No existe una sola forma de hacer las cosas.

Los resultados se miden por el efecto en el receptor.

La barrera es el miedo a lo desconocido.

Es importante comprender que la pasión del emprendedor por una buena idea será causal del éxito. Analizar experiencias, pasiones, con qué uno se siente cómodo y no pensar sólo en aquello que dé dinero fácil.

Inspiran familiares, amigos, visitar foros, leer casos de otros emprendedores, o de experiencias en otras regiones.

Un Ejercicio Práctico:

En el paso por Dieta Club, del Dr. Alberto Cormillot, aprendimos la importancia de tener un programa de alimentación para mejorar la calidad de vida. En estos momentos de la vida donde el tiempo es escaso para preparar alimentos saludables y a bajo costo, surge la necesidad de un cambio de estilo vida que ayude a disminuir y prevenir la tan temible obesidad y los problemas que esta conlleva.

Una de las reglas de oro en este programa son las colaciones. Son ingestas entre comidas que permiten llegar a la próxima comida «fuerte» o «principal” sin agregar calorías vacías o poco nutritivas, cómo ser: harinas, azúcares, abundante sal, como embutidos, etc. La idea de este Microemprendimiento es brindar un producto natural, saludable, que integra las colaciones a lo largo del día. El objetivo es llegar a las personas que quieren adquirir buenos hábitos alimenticios.

El cambio de paradigmas necesita sumar voluntades para la transición. Alimentación saludable y volver a la naturaleza, es una buena forma de empezar.

Los frutos secos son materiales orgánicos que se cultivan sin pesticidas o herbicidas tóxicos.

El Plan de Negocios, parte por parte

1° Paso Desarrollaremos con más profundidad la idea.

Identificar la idea, hay que detallarla lo más y mejor posible.

Candies Saludables (nombre del producto)

Una porción de frutos secos, almendras, pasas, nueces, etc. Con un colorido sticker. Aporta vitaminas y minerales necesarios para un mejor funcionamiento de nuestro cuerpo, para ofrecer a las personas que deseen cuidarse, además de comer algo rico y atractivo. Por este motivo, la presentación es a manera de porción equivalente a una fruta.

La porción individual es de 30g. para poder tenerlo siempre con uno, de una forma práctica, fácil de llevar, en la mochila, cartera, bolso, etc.

2° Paso Realizar un Análisis de Costos:

El análisis de costos nos ayuda a conocer si la idea es viable. Si el margen de ganancia pareciera favorable, y pudiera ofrecer un precio competitivo, a priori podríamos decir que el proyecto puede llegar a ser rentable.

Luego de una investigación de mercado, determinamos que la idea es viable, ya que existe una creciente demanda que así lo demuestra tanto a nivel mundial como local.

3° Paso Investigar la competencia y los posibles clientes:

Internet nos sirve de guía. La primera fuente de consulta para verificar si alguien ya tuvo nuestra idea, y está ofreciendo ese producto o servicio, es Google.

De esta forma no hemos encontrado específicamente el producto fraccionado en la modalidad por nosotros propuesta.

Lo que brinda el mercado es: cada uno de los productos pero fraccionados en una proporción mayor a la recomendada para una colación saludable. De esta forma no existe un control sobre lo que se está ingiriendo. Ni de las calorías que se agregan a nuestro organismo.

El modelo de Cinco Fuerzas permite evaluar las oportunidades y amenazas. No existe un competidor directo.

Uno de los pilares del Microemprendimiento es la practicidad y economicidad.

El perfil de cliente al cual se dirige, es uno que quiere cuidar su salud y la de su familia.

En Zona Norte, existen 905 colegios entre privados y públicos. Se puede apreciar que la población tiene buenos hábitos alimenticios, busca calidad y precio razonable en los productos. Una cuestión clave de todo PLAN DE NEGOCIOS es estimar qué cantidad a vender, y para ello es necesario conocer el tamaño del mercado.

Mientras que la información demográfica (edades, sexo, distribución de ingresos, etc.) de acceso mediante estadísticas oficiales, factores como los gustos y hábitos de consumo apenas pueden ser conocidos mediante encuestas o estimaciones aproximadas.

4° Paso Trabajar el Plan de Marketing:

Ponemos a prueba nuestra imaginación para desarrollar campañas de bajo presupuesto.

Otra de las técnicas de venta a implementar se fundamenta en los conocimientos de la Programación Neurolingüística (PNL), para llegar de una manera eficiente al éxito del Microemprendimiento, por medio de la comunicación.

Una aplicación de ésta, es la confianza en la comunicación efectiva, logrando persuasión y la comprensión del mundo del cliente. Hay una relación de empatía y solidaridad en la cual ambas partes salen beneficiadas: El Cliente obtiene lo que necesita y El Vendedor aumenta sus ingresos.

Presupuestos Económicos y Financieros

El financiero es más «visible», en el sentido que se refiere a la salida y entrada de dinero. Estamos trabajando sin financiación externa, en esta primera etapa del caso práctico. Por oposición, cuando hablamos del plan económico, nos referimos a la realidad económica subyacente, sea ésta de la generación de un activo o ganancia, como de una pérdida.

Aquí es cuando se empieza a hablar del concepto de caja, o flujo de fondos, cash-flow.

Gastos previos a las primeras ventas

La estructura de costos fijos puede ser determinante para su desarrollo. Siempre conviene mantener el funcionamiento de la misma con tales costos controlados y lo más bajos posibles, pues durante los meses en que las ventas no lleguen a cubrir las necesidades, los costos fijos serán una carga difícil de sostener. Nuestros costos fijos se componen de sueldos, alquiler (simbólico, muy por debajo del mercado), monotributo,  publicidad y servicios.

Para comenzar este proyecto hemos realizado acuerdos con 10 colegios de la zona que tienen una «Política Saludable», vale decir, están implementando Quioscos Saludables.

A cada uno se le repartirá 2.200 bolsitas del producto/mensual..

Beneficio y Rentabilidad de los productos.

Vender no es el objetivo. Es un Medio para ganar Dinero.

Muy pocos clientes aportan la mayor parte de los beneficios, y la mayor parte de los clientes sólo aporta volumen de negocio, pero no beneficios.

No queremos asociar “clientes grandes” con “buenos clientes”: los unos aportan facturación, los otros contribuyen a nuestro beneficio.

La clasificación de los mismos en función de su aportación al margen de contribución exige implantar un adecuado sistema de información.

La información debe ser apropiada, a tiempo, no limitada a datos patrimoniales y financieros, dejando de lado los de carácter operativo, vinculados a los procesos y niveles de satisfacción de los clientes, a la hora de adoptar decisiones efectivas. La necesidad de monitorear de manera contínua los cambios a nivel económico, social, cultural, tecnológico, político, y legal resulta fundamental.

Los niveles de eficiencia en materia de calidad y productividad, deben estar acordes con los niveles del mercado y de la competencia.

El Microemprendimiento demuestra capacidad de generar un flujo efectivo de fondos, es factible y viable.

Todos podemos desarrollar hábitos ecológicos, desde niños a mayores, que nos ayudan a usar menos recursos naturales y aprovechar los que tenemos.

Share

4 pasos antes del Plan de Negocios

miércoles, 28 de septiembre de 2011 Sin comentarios

Por SoyEntrepreneur

Comenzar una empresa exitosa es algo más complejo de lo que puede parecer. No basta sólo con tener las ganas de emprender. Si has leído nuestros artículos, también sabrás de la importancia fundamental del plan de negocios en esta tarea.

Pero, como todo proceso, es necesario pasar por una serie de fases o etapas de búsqueda y modelamiento de tus ideas, para conseguir llegar al momento en que plasmamos todo en el documento conocido como plan y presentamos nuestro proyecto a los inversionistas.

Un emprendedor exitoso cuando tenga la necesidad de generar un nuevo proyecto, buscará una oportunidad de mercado e investigará todo lo necesario para crear una idea rentable. Son cuatro los pasos que necesitará para lograrlo con éxito:

1. Descubrimiento de la oportunidad de negocio
Para descubrir una oportunidad y poder formular una idea de negocio, el empresario debe observar a su alrededor, usar su red de contactos personales con los clientes y proveedores, y debe estar preparado para competir con cualquier empresario o empresa que represente una amenaza para el desarrollo de su proyecto.

2. La decisión de explotar aquella oportunidad
El momento en que el empresario decide explotar una idea de negocio, podría marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Por eso, debes estar muy seguro de contar con las fortalezas y habilidades necesarias para explotar, con alta probabilidad de éxito, la idea de negocio que has descubierto.

Las oportunidades están en el entorno y generalmente son descubiertas por los empresarios, pero la decisión de explotar la oportunidad dependerá de la habilidad, intuición y análisis que hagas de la situación.

3. Elaboración de una idea de negocio 
Luego de decidir aprovechar la oportunidad de negocio, se inicia el proceso de creación de empresa con un elemento muy sencillo denominado la “idea de negocio”.

Inicialmente, esta idea de negocio es muy genérica y poco específica, pero debes trabajar para definirla en función al producto o servicio que destinarás al mercado que quieres atender, a los proveedores con quienes pretendes trabajar, a los competidores con los que tendrás que luchar y el nivel de tecnología que piensas adquirir.

4. La definición del modelo de negocio 
Es momento de establecer los grandes marcos de acción sobre los cuales la empresa funcionará. A esto se llama modelo de negocio. Para conseguirlo, necesitarás responder a las siguientes preguntas:

• ¿Qué hace la empresa?

• ¿Qué bienes o servicios produce?

• ¿Cuáles son las prácticas productivas y comerciales de este tipo de empresa?

• ¿En qué medida el nuevo producto o servicio satisfará de mejor manera las necesidades del público objetivo?

• ¿Cómo está organizada la competencia y cómo se le enfrentará?

• ¿Existe algún grupo de empresarios con habilidades especiales que le dé valor a su oferta?

• ¿Cuál será el mecanismo básico de generación de ingresos de la empresa?

• ¿Qué parte de las principales actividades de la empresa se subcontratará?

Fuente: Soyentreprenuer.com. Post Original aquí.

Share