Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Crecimiento’

3 elementos que un buen plan de negocios ha de tener

lunes, 29 de junio de 2015 Sin comentarios

¿Estás pensando poner en marcha un nuevo negocio o un gran producto? Si ese es el caso tienes que tener en cuenta que el proceso no va a ser fácil, por un lado va a ser excitante y emocionante pero al mismo tiempo lleno de estrés y ansiedad. Aunque para minimizar esas consecuencias negativas existe una herramienta muy útil, el plan de negocios (Business Plan en inglés).

Suena muy repetitivo, pero el plan de negocio es una guía para el éxito. Y es que si se hace correctamente y con cabeza no sólo es la forma correcta de encaminarse hacia un crecimiento saludable, sino que además puede ser la forma perfecta de presentar tu compañía a los potenciales inversores.

Hoy os vamos a proponer una serie de directrices que te ayudará a diseñar el plan de negocios adecuado para tu empresa. Ten en cuenta que todos los negocios son únicos y diferentes, pero con si sigues estas indicaciones generales, habrás conseguido estar mucho mas adelantado que si no hubieras hecho el plan de negocios.

1. Se breve

Muchas personas consideran que un plan de negocios tiene que describir todo lo que siempre se quiso o se quiere alcanzar en la empresa, creando al final un documento eterno que nadie está interesado en leer. Esta visión está bastante alejada de lo que un buen plan de negocios ha de ser. Lo que se necesita es un documento sencilla que indique el camino que tu empresa ha de seguir a lo largo del tiempo.

2. Sencillo no significa incompleto

Los mejores planes de negocio tienen que ser diligentes en incluir las características más importantes de la empresa..

Los puntos que se tienen que cubrir son los siguientes:

  • Describe tu negocio.
  • Describir tu producto o servicio.
  • Describir el entorno competitivo del producto.
  • Describe cómo la empresa quiere ganar dinero a través de un modelo de negocio.
  • Describe la forma de comercializar el negocio.
  • Describe cómo se va a producir el producto.
  • Describe el equipo de negocio, ya sea una sola persona o un grupo pequeño.
  • Describe la proyección financiera, incluyendo la cantidad de dinero que se necesita y cuantos beneficios se quieren obtener.

Aunque estos puntos pueden parecer obvios, es increible la frecuencia con la que estas características no se encuentran en los planes de negocios.

3. Cada empresa es única

No hay dos empresas iguales y lo mismo se aplica para dos planes de negocios. Aunque reutilizar un plan ya creado o copiar uno de otra empresa pueda sonar como la opción más rápida y fácil, es al mismo tiempo un síntoma de ineficiencia. Al copiar un plan de negocio de otra empresa estas dejando de lado las características que hacen única a tu empresa y las ventajas que te puedan proporcionar.

Al escribir un plan de negocios, es importante escribir para su público particular. Si el plan de negocios es un documento estrictamente interno destinado a mantener el rendimiento y el crecimiento de la empresa, entonces es conveniente enfatizar la información ayudará a tomar decisiones internas (tales como la contratación o asociaciones importantes). Si el plan de negocios es un documento externo, entonces se trata de escribir sobre su negocio para atraer a posibles inversores.

Recuerda que tu negocio es único y merece un cuidado especial durante la elaboración de un plan negocio, sobre todo si quieres tener éxito. Realizar una evaluación justa de tus necesidades y planificar en consecuencia asegurará que tu plan es lo suficientemente estable como para conseguir mantener a flote.

¿Sabéis de algún consejo más a tener en cuenta? ¡Dejadlo en los comentarios!

Fuente: Mashable

Foto: © imageteam – Fotolia

Publicado en Búsqueda Local. Post original aquí.

Share

El dilema «Rentabilidad o Crecimiento» en la startup

miércoles, 25 de marzo de 2015 Sin comentarios

ingresos-rentabilida-dilema-crecimiento-startup

Por Javier Megías

Hoy voy a tocar un tema muy espinoso, ambiguo y que genera debates encendidos… pero creo que vale la pena comentar y discutir por su impacto en el futuro de la startup: la sabiduría popular dice que hay que intentarbuscar ingresos lo antes posible, algo que yo no creo que sea tan absoluto, ya que depende mucho de cada startup, su modelo de negocio…etc.

Por si hay alguna duda, voy a empezar con una afirmación muy clara sobre lo que opino:

Enfocarse en ser rentable NO siempre es la respuesta correcta

El padre de Y Combinator, Paul Graham, dice en uno de sus ensayos más conocidos: STARTUP=GROWTH, y el abuelo del movimiento Lean Startup, Steve Blank, define una startup así:

Una startup es un experimento diseñado para descubrir un modelo de negocio rentable, repetible y escalable

Y la clave aquí está en las palabras en negrita: no se trata de una empresa ni debe ser gestionada como tal, sino de un experimento donde todavía no conocemos cual es el mejor modelo de negocio para explotar una necesidad de los clientes, lo que implica que lo primero (incluso antes de plantearnos si rentabilidad o crecimiento) SIEMPRE debe ser crear un producto que realmente consiga aportar valor (y por tanto retenga a los usuarios)… pero una vez hecho esto, debemos preocuparnos de la escalabilidad del modelo de negocio (es decir, de su crecimiento).

Es decir, para mi el ciclo correcto en muchos casos (que no siempre) es:

Retención (Valor)—> Crecimiento(Volumen) —>Monetización (Rentabilidad)

Para poder experimentar y hacer pruebas con tus usuarios y comprobar si perciben valor o no en lo que haces, vas a necesitar un número mínimo de usuarios… pero resiste la tentación y no sigas creciendo una vez alcanzado ese volumen, ya que cualquier gasto en crecimiento antes de haber validado si tu producto realmente aporta valor es un desperdicio.

¿CUÁNDO Y POR QUÉ CENTRARSE EN CRECIMIENTO EN LUGAR DE RENTABILIDAD?

A menudo la motivación sobre si centrarse en crecimiento depende de 3 factores importantes:

  1. ¿QUÉ TIPO DE MODELO DE NEGOCIO VAMOS A USAR?
    Uno de los criterios base para decidir si centrarnos en crecimiento o monetización es el tipo de modelo de negocio que vamos a ejecutar (freemium, marketplaces o de varios lados…etc.), así como quién es el cliente (B2B, B2C, B2B2C..), el tamaño del mercado, la inversión, la velocidad de los competidores…etc.
    Todos estos factores combinados nos dirán si es mejor centrarnos en crecer(modelos con efectos de red como freemium, marketplaces…etc), enfocados a B2C, mercados grandes / o en la rentabilidad (modelos de negocio de venta, negocios enfocados B2B/B2B2C…etc)
  2. ¿CUAL ES NUESTRA AMBICIÓN O ESTRATEGIA?
    Como muchas otras cosas, el qué aspiremos a conseguir y la estrategia a largo plazo de la empresa determinará si es mejor centrarse en crecimiento: El pastel más grande y más interesante no es necesariamente el más fácilmente alcanzable, y normalmente requiere asumir más riesgo y esperar más tiempo… ya que suelen ser modelos de más recorrido/escalabilidad pero a la vez mucho más complejos.
  3. ¿CUAL ES NUESTRO OBJETIVO COMO FUNDADORES?
    Derivado del punto anterior, al final realmente todo trata sobre nuestra motivación al montar la startup, ya que entre los dos extremos siguientes existen muchos puntos intermedios:

    • Montar un negocio muy escalable –> tu objetivo es trabajar muy duro durante unos años para no tener que hacerlo más si no quieres.
    • Crear un negocio de “estilo de vida” –> para poder vivir como deseamos, pasar más tiempo con la familia/amigos y trabajar en lo que nos gusta sin grandes aspiraciones económicas

La decisión sobre si centrarnos en crecimiento o rentabilidad tiene un impacto importante en el futuro de la compañía, ya que en caso de que se opte por crecimiento van a existir unos costes que habrá que pagar… lo que habitualmente implica optar por buscar la inversión de business angels, de fondos de venture capital (algo complicado en España sin ingresos demostrados) o incluso por líneas de prestamos participativos (estilo ENISA, IVACE..etc.).

 

crecimiento-startup-growth-hacking

 

7 RAZONES POR LAS QUE EL FOCO EN INGRESOS PUEDE SER PELIGROSO

Seguramente llegado este punto muchos todavía sean escépticos con la tesis de este artículo:¿por qué una cosa o la otra?¿ No podemos intentar crecer y focalizarnos en obtener ingresos a la vez?.

Cada vez se escribe más sobre crecer, growth hacking y demás, pero creo que debemos verlo desde un punto de vista estratégico y centrarnos en lo que a nosotros nos venga mejor: aunque absolutos puros nunca son buenos, y el hacer pruebas de monetización sin duda va a ser útil para validar el modelo de negocio, llegado un punto habrá que tomar una decisión: o ajustamos el modelo para afinar la rentabilidad o para el crecimiento.

Lo importante es escoger una opción u otra, no hay una “mala”, sólo debemos comprender sus implicaciones, ya que incluso los ingresos tienen su lado “malo”:

  1. La gestión de todo el proceso de ingresos requiere recursos y tiempo que no se dedican a la captura de valor y al crecimiento, algo que es mala idea en modelos de negocio muy escalables.
  2. El proceso no es inmediato: invertir en crecimiento no supone queautomágicamente se produce éste, sino que habitualmente pasa tiempo (¡hasta un año!) en dar sus frutos
  3. En mercados con pocos competidores o donde se tiene la ventaja de ser el primero es más importante captar la máxima cuota de mercado en lugar de crecer poco a poco y con foco en ingresos
  4. Genera dependencia: como métrica clave de la startup que es, debemos intentar hacerla crecer cada mes (arriba y a la derecha), lo que hace que le dediquemos cada vez más tiempo y atención, creando además,  un tipo de “esclavitud” que a la larga nos
  5. Si no estamos en un mercado B2B (más pequeños, con procesos de venta más lentos pero con más volumen por operación) el hecho de focalizarnos en los ingresos puede  comprometer nuestro crecimiento y dejar espacio a la competencia
  6. En modelos de negocio donde se producen efectos de red, es decir, en aquellos que cuanto mayor sea la base de usuarios mayor es el valor que reciben (como modelos freemium, marketplaces/varios lados…etc) centrarnos demasiado pronto en la monetización puede reducir la velocidad de crecimiento, y por tanto el valor a los usuarios (lo que a medio plazo dañará los ingresos).
  7. Y la más importante: la pérdida de un un objetivo de ingresos mucho mayor (máximo global) por la búsqueda de resultados a corto plazo de forma más sencilla (máximo local)

 

ingresos-crecimiento-startup-dilema

 

Estas son algunas de las consideraciones que tenemos que tener en cuenta… pero ojo, la inversión en crecimiento tiene una cara B relacionada con nuestra propia financiación que debemos conocer y aceptar:

  • Optamos por CRECIMIENTO: El no poner el foco en la rentabilidad desde un principio implica que vamos a necesitar suficiente capital para financiar nuestras pérdidas, hasta que lo invertido realmente empiece a dar frutos
  • Optamos por RENTABILIDAD: Sin embargo si nos focalizamos en la rentabilidad e intentamos abrazar el bootstrapping desde el inicio tendremos más independencia y capacidad de adaptarnos y sobrevivir cuando las cosas no salgan bien y haya problemas… algo valioso especialmente en épocas turbulentas

¿Esto quiere decir que no hay que preocupase en monetizar, y que lo importante es perseguir tu visión? NI DE BROMA.  Lo que quiere decir es que la monetización debe ser una decisión meditada en la estrategia de la startup, y debe suceder cuando tenga sentido… y esto a veces es DESPUÉS de habernos centrado en crecimiento, y a veces es ANTES.

Tu decides 🙂

¿QUÉ OPINAS?

Publicado en JavierMegias.com. Post original aquí.

Del mismo autor en este blog:

Validar tu modelo de negocio es transformar opiniones en hechos

¿POR QUÉ EMPRENDER LIGERO? ¿ES TAN MALO UN BUSINESS PLAN?

Share